interior

Los espacios hablan por si solos. No necesitan explicación. La fotografía debe entonces, por si sola, lograr que cada imagen nos cuente una historia complementaria. Debe mostrar como los elementos se relacionan entre si, generando nuevas lecturas.